CONVIERTE TU MARCA EN UNA PERSONA (Y ponle VOZ)

Como publicista he llegado a la conclusión de que para que una marca funcione mejor en el mercado, debería tener los atributos de una persona. ¿Cómo? Menudo disparate acabo de soltar, ¿no?. Pues no, en absoluto. He llegado a esta profunda y extraña convicción tras reflexionar sobre el hecho de que todo ser humano es único e irrepetible. Han existido y existen miles de millones de seres humanos y todos han sido distintos y diferenciables los unos de los otros, lo cual resulta fascinante. Y muchos han pasado a la historia precisamente gracias a ello, pues en la diferencia encontraron su identidad y valor. ¿Y no deseamos en cierto modo lo mismo para nuestra marca? ¡Por supuesto que sí! Tu marca debería ser única e irrepetible, como mínimo, para ser recordada y deseada. marca personal

En el reino animal, a no ser que seas un experto biólogo o algo más que un simple observador amateur, puede ser difícil distinguir a un ejemplar de otro dentro de una misma especie. Necesitamos poner el foco en pequeños detalles. Que si este tiene el pelaje algo más oscuro, que si este otro tiene un mechón blanco en el lomo, etc. En el medio natural, si se trata de variedad de rasgos y personalidades, no hay quien gane al Hombre. Porque la asombrosa realidad es que no hay nadie como tú (exactamente como tú) y no hay nadie como yo (idéntico a mí). Y deja de pensar en los chinos como excepción, que si todos son iguales, que si bla bla bla. Si te cuesta distinguirlos probablemente sea porque no eres chino o porque no vives rodeado de ellos. Hasta los chinos son únicos e irrepetibles.

¿Porqué debo convertir mi marca en una persona? Porque una persona:

 

– pertenece a una cultura

– tiene unas creencias

– obedece a un código moral

– es libre y creativa

– respeta unas normas

– se sociabiliza

– se comunica

– es inteligente

– aporta algo al mundo

– crea soluciones

– tiene un código genético

– tiene aspecto

– tiene un estilo de imagen

– ve y observa

– tiene oídos para oír

– tiene VOZ

-En conclusión, es única e irrepetible

 

Si tu marca eres tú, entonces trabaja tu marca personal. Si tu marca, por el contrario, no es una persona, ponte las pilas y conviértela en una. Seguro que te irá mejor.

Cuando creamos una empresa deberíamos trabajar más la personificación de nuestra marca. Es cierto que no todos los seres humanos reúnen estas condiciones que he escrito, por infinidad de razones y circunstancias, pero por lo general es así. Y todos estos atributos, bien planteados y orientados, harán que tu marca sea diferenciable y recordable si logras entrar en el mercado y ser una opción visible. Y aunque cada uno de rasgos daría para un redactar artículo o incluso para escribir un libro, enfocándolo al mundo del marketing, en esta ocasión voy a barrer para casa y me voy a centrar en la voz. Porque sí, si tu empresa tiene una imagen, también debería tener una voz y no una voz cualquiera.

Cuando una persona se plantea crear una marca comercial, lo primero en lo que suele pensar es en el nombre (algo realmente importante) y lo segundo con frecuencia es el logotipo. Sin embargo, ¿por qué razón, si vivimos en un mundo audiovisual y emocional, nos centramos casi exclusivamente en el aspecto visual de nuestros negocios? Si tu marca te importa, no sólo cuides su imagen visual, preocúpate también de su sonoridad, pues no es tontería. Y si no suena, debería sonar.

Desde mi punto de vista, el problema en gran parte lo han creado la mayoría de agencias de diseño, comunicación, marketing y publicidad, por su falta de visión. Especialmente, aquellas agencias que en lugar de contar con un equipo multidisciplinar son más modestas y por tanto no pueden abarcar todo lo que deberían. Y es que resulta que muchos de los empresarios que deciden prescindir de los servicios de su prima, “la que pinta muy bien y es una artista” o de su amigo, “el que hace páginas web gratis y en un plis” para contratar los servicios de una agencia experta, con demasiada frecuencia no obtienen aquello por lo que han pagado, y no precisamente poco. Se les promete una identidad corporativa, pero por desgracia en demasiadas ocasiones lo único que se trabaja es una identidad visual, basada en un logotipo “de impacto” y una serie de colores y líneas que definirán la imagen de la empresa. Y esto está bien y es necesario, pero si es lo único que nos va a preocupar, mejor dejemos la aventura de emprender para otros más sensatos, con una visión no tan corta de miras. Es necesario ir bastante más allá.

Si una empresa externa promete abordar la identidad corporativa de tu negocio, desde mi humilde opinión como publicista, dicha empresa debería preocuparse por todos aquellos aspectos visibles, invisibles, audibles e inaudibles que vas a proyectar sobre tu público potencial. Debería trabajar la personificación de tu marca y en coherencia, ofrecerte una voz. Pero por desgracia no es lo más habitual. Deberían tener más presentes a los locutores freelance.

Porque sí: Tu marca necesita una voz corporativa

Es así, te guste o no. La quieras o no la quieras pagar. Puede que lo estés descubriendo ahora y, si es así, aún estás a tiempo de poner remedio. De la misma forma que no deseas cualquier logo o nombre para tu empresa, tampoco debes conformarte con cualquier voz. Necesitas contratar los servicios de un locutor profesional online cuya voz camine en perfecto equilibrio con el conjunto de tu marca.

Y lo primero que debes analizar es si te conviene más una voz masculina o una femenina. Si necesitas una voz joven o adulta. Si quieres un timbre dulce u otro más quebrado. Si quieres un estilo de locución natural o por el contrario tu negocio pide un estilo más afectado y engolado. Pero, en cualquier caso, esa voz existe y te está esperando. Si tu marca te importa, que seguro que sí, deberías contar con una voz que comunique tus valores e intenciones, que le diga al mundo quién eres, cómo eres, qué ofreces, por qué razón, dónde, a quién, cuándo y por cuánto. No te conviene una marca muda y menos en un mundo basado en la comunicación multiplataforma.

Pero, ¡cuidado! Tampoco te interesa una marca con mil voces. Te hablo de esas marcas que apuestan por campañas en este medio y aquel y que cada vez utilizan una voz distinta. ¡Error! ¡Terrible error! ¿Acaso cambias tu logotipo cada vez que subes una foto a las redes sociales? ¿Cambias tus colores de marca cada vez que haces publicidad en una valla publicitaria? La voz es o debería ser parte de tu identidad corporativa y no deberías cambiarla. Como locutor te animo a que contrates una voz porque como publicista estoy realmente convencido de que es algo que te conviene.

Grandes Marcas como Mutua Madrileña, Verti o Media Markt cuentan con voces corporativas con personalidad. Invierten en publicidad de forma continua y siempre suenan igual. Han apostado por la coherencia y homogeneidad de su marca en lugar de volver loco al espectador hoy con una voz y mañana con otra. Siempre usan la misma locutora o locutor y eso, sin lugar a dudas, es un enorme acierto. ¿Verdad que te molesta cuando estás habituado al doblaje español de un determinado actor de Hollywood y de un día para otro te lo cambian en una serie o película? Suele tocar bastante las narices. Que me lo digan a mí, que hace poco vi a Morgan Freeman con otra voz, que siendo buena, no era desde luego la del gran Pepe Mediavilla, actor que admiro profundamente.

Quizás te preguntes, ¿para qué necesita mi empresa una voz?

Porque una voz puede ser un elemento muy útil dentro de tu negocio. Te pongo algunos ejemplos:

-Para grabarte una centralita telefónica en condiciones

-Para grabarte una cuña de radio en condiciones, mejor producida que en la radio

-Para poner voz a tus vídeos y contar lo que haces

-Para enviar un mensaje informativo a través de Facebook o Whatsapp

-Para grabar una megafonía

-Para un mensaje de bienvenida en tu página web

-Para grabar un podcast contando las novedades de la semana

-Para desear unas buenas fiestas a tus clientes

-Para dar un curso e-learning a tus trabajadores

-Para explicar cómo funciona tu producto o cómo se monta

Y un laaaaargo etcétera.

 

Deberías contratar un locutor profesional

-Porque seguramente tu voz o la de tu prima no es profesional, aunque quizás sea muy bonita

-Porque probablemente no tienes los medios profesionales para grabar una voz con la calidad necesaria.

-Porque un locutor profesional online como un servidor te ofrece una voz profesional grabada con medios profesionales en un estudio profesional, a un precio justo y asequible.

-Y el mejor motivo de todos: Porque dedicar una parte de tu presupuesto a una voz corporativa no es un gasto sino una inversión en tu negocio, que muy probablemente lo fortalecerá y hará crecer. ¿Te parece poco?

Personalmente tengo experiencia como voz corporativa. Durante más de un año he sido la voz corporativa de Masical. Actualmente, también grabo locuciones para algunas marcas que sólo quieren contar con mi voz. Y la ventaja de una voz versátil, virtud que intento trabajar a diario y que ofrezco, es que te puedes adaptar a las marcas más dispares. Así que vayas a usarla una vez al año, tres veces al mes o todos los días, asegúrate de contar con una voz profesional que se convierta en tu voz corporativa. ¿Te gusta la mía? Pues contáctame y seguro que llegaremos a un acuerdo bueno para ambos.

Para finalizar, te dejo con un vídeo que grabé hace algunos meses, titulado “No seas cutre y contrata un locutor”. Creo que viene como anillo al dedo. En otros artículos, en un futuro próximo, continuaré escribiendo sobre las múltiples ventajas de personificar una marca. ¡Gracias por haberme leído hasta el final! Siéntete con libertad para opinar o preguntar todo aquello que desees y consideres oportuno. Y por favor, si te ha gustado te invito a que te suscribas a este blog. ¡Hasta la próxima entrada!

 

Carlos Roca

Locutor Profesional & Copywriter

Qué es un LOCUTOR FREELANCE

Una pregunta frecuente que suelen hacerme amigos y conocidos es “¿En qué consiste exactamente tu trabajo?” Generalmente dedico un minuto a explicarlo, poniendo algunos ejemplos. Y en esta ocasión, voy a intentar responderla por escrito, para así arrojar un poco de luz sobre este perfil laboral, tan necesario para las empresas, productoras audiovisuales, agencias de publicidad y medios de comunicación del siglo XXI al mismo tiempo que tan desconocido para la población en general.

¡EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO!: Mi principio

yo y mi padre locutandoSoy hijo de un locutor de radio y, desde la infancia, he pasado largas horas en los estudios de la emisora, escuchando las voces que viajaban a través de las ondas. Cuando se encendía la luz roja, mi padre nos recordaba que debíamos permanecer en silencio: estaban “en el aire”. Sin duda, pasar tantas horas dentro de los estudios de Onda Cero Menorca fue algo que me marcó pues, probablemente de forma inconsciente, fui absorbiendo parte de lo que veia. Todo ese mundo sonoro que nacía en la intimidad de un lugar casi secreto. Supongo que es parte de la magia del medio radiofónico. Por aquellos tiempos, yo ya tenía cierta facilidad para imitar voces y personajes, por lo que, con frecuencia, imitaba la voz de mi padre, cuando escuchaba por la radio algunas de sus fantásticas cuñas. A mí me fascinaba lo bien que lo hacía. Por cierto, os dejo una foto en la que aparezco a su lado. Soy el chaval de la izquierda y no, no estoy mirando un smartphone ya que en aquella época por suerte no existían :-).

Hace ya unos cuantos años me licencié en Comunicación Audiovisual, especializándome en Televisión y Publicidad. Durante mis años como estudiante, aprendí técnicas de locución y tuve diversas prácticas radiofónicas, como por ejemplo la realización de una radionovela o la producción de diversas cuñas. Pero fue al finalizar mis estudios universitarios cuando compré mi primer micrófono de condensador (un Behringer B1y, por fin, comencé a poner en práctica todo lo que había oído, aprendido e intuido durante tantos años próximo al mundo de la voz. Y con el tiempo, la práctica y la evolución (aún sigo evolucionando…¡y lo que me queda!), el juego se convirtió en mi medio de vida. A causa de ello, desde hace más de tres años, trabajo oficialmente como Locutor Freelance Online.

LOCUTOR FREELANCE, hoy en día suele ser sinónimo “LOCUTOR ONLINE”

Locuto multitud de proyectos desde mi propio estudio de grabación, ofreciendo mis servicios al mundo entero a través de mi web www.lavozdelcamaleon.com. Este website es mi escaparate al mundo y a través de ahí recibo peticiones de presupuestos y gran variedad de contrataciones que me permiten vivir de mis cuerdas vocales. Para que comprendas lo importante y vital que resulta la página web para mi negocio, voy a ponerte un símil. Digamos que si Internet fuese como una grandísima ciudad, llena de barrios que a su misma vez están formados por decenas de calles, a través de las cuales circulamos todos los seres humanos, mi web comenzó estando en un pequeño callejón no muy transitado, en un barrio cualquiera. Ahora, después de tiempo y mucho trabajo, mi website al fin está en el barrio adecuado y casi casi tengo el escaparate en la calle principal, por seguir con el simil. Te estoy hablando de posicionamiento, de SEO. Puedes ser muy bueno en lo que haces como locutor, pero si no se te ve y se te oye en La Red, la cruda realidad es que no existes para tus potenciales clientes. Al menos, si lo que pretendes es convertirte en “Locutor Online”.

GRABO EN MI PROPIO ESTUDIO DE GRABACIÓN PROFESIONAL

Cabina de Locución Insonorizada

Cabina de Locución Insonorizada

Lo que hago -mayoritariamente- es trabajar desde casa, algo que ahorra tiempo y costes para mí y para mis clientes. Lo que empezó siendo un sencillo y modestísimo home studio (Estudio de Grabación casero) hoy por hoy se ha convertido en un estudio profesional, con equipos de sonido e instalaciones realmente óptimos para la labor que desempeño. Locuto con un micrófono de gama alta como es un Neumann TLM 103, el increíble previo UA SOLO 610, una buena tarjeta de audio de conexión firewire , modelo MOTU AUDIO EXPRESS, buenos monitores, entorno Machintosh y la guinda del pastel: una cabina de audiometría profesional, completamente insonorizada y con un concienzudo acondicionamiento acústico. Si tienes un equipo bueno pero careces de un correcto acondicionamiento acústico, te habrás gastado dinero para nada. Es como empezar la casa por el tejado en lugar de por los cimientos. Aquí te dejo un enlace a mi equipo, por si quieres ver algunas fotografías de cómo lo tengo montado http://www.lavozdelcamaleon.com/estudiodegrabacion/

El resultado de todo este equipo y de mi técnica y habilidades de locución puedes verlo en estas demos

Empecé locutando trabajos muy modestos y no muy bien pagados pero con el tiempo y con tesón he llegado a realizar locuciones profesionales para importantes marcas como Iberdrola, Ikea, BMW, Masical, Evo Banco, Agua Bezoya, Naranjas Torres, Climalit, Tosfrit, Mini, y recientemente un cliente muy significativo: Gobierno de España. Desde vídeos coporativos hasta cuñas de radio creativas, pasando por videotutoriales, megafonías, locución de centralitas telefónicas, audiolibros, e-learning y otro tipo de servicios.

Este es uno de los singulares vídeos que locuté para el Gobierno de España. Me pidieron una voz algo histriónica, por así decirlo. No es mi registro más habitual pero estoy contento con el resultado y mi cliente también.

¿QUIERES SABER CÓMO SUENA MI VOZ EN OTROS REGISTROS? Reproduce este vídeo para ver y oir un brevísimo ejemplo de lo que hago cuando en los departamentos de márqueting de algunas marcas importantes dicen aquello de “¡Urgente!! Necesitamos contratar un locutor” y, finalmente, acaban dando con mi persona.

SOY LOCUTOR FREELANCE Y NO TRABAJO EN NINGUNA RADIO, AUNQUE MI VOZ PUEDE EMITIRSE….¡EN TODAS! 

¿SUENA RARO? ¡Sigue leyendo!

Cuando una persona cualquiera escucha la palabra “locutor”, rápidamente lo relaciona con el o la profesional que comunica información a través de la radio y que trabaja en la emisora en cuestión. Ese perfil todos lo tenemos muy pero que muy claro. Pero ese no es mi caso, aunque hace algunos años trabajé en una conocida emisora como parte de la plantilla activa. Cuando aquellos que desconocen lo que es exactamente un locutor freelance me preguntan en qué emisora trabajo , mi respuesta suele ser “en ninguna y en todas”. Pero, vamos a ver… ¿Cómo que en todas? La respuesta es muy simple: Al ser un profesional de la voz independiente, que presto mis servicios a multitud de empresas, agencias y medios, mis locuciones pueden emitirse (y de hecho se emiten) en multitud de emisoras de radio españolas, como pueden ser ONDA CERO, CADENA COPE, ESRADIO, CADENA SER, KIS FM, EUROPA FM, 40 PRINCIPALES, RADIO MARCA, RADIO INTERECONOMÍA, CANAL SUR RADIO, CADENA 100, CADENA DIAL y muchas otras. Lo mismo ocurre en televisión.

¿CÓMO ES EL SISTEMA DE TRABAJO DE UN LOCUTOR ONLINE?

El sistema es muy sencillo. Te lo resumo en sólo 5 pasos:

1) La persona me contacta escribiéndome a carlos@lavozdelcamaleon.com o llamándome por teléfono al +34 636.74.28.27 . Me explica lo que necesita y yo lo escucho poniendo suma atención.

2) El cliente recibe un presupuesto a medida, basado en mis tarifas oficiales (HAZ CLICK PARA CONOCERLAS)

3) Si lo acepta, concretamos el estilo de voz que necesita, si es necesario le grabo una breve muestra y, atados todos los cabos, procedo a grabar la locución definitiva

4) Una vez he grabado mi voz la someto a un proceso de edición, donde selecciono las mejores tomas y elimino todo tipo de ruido o defecto.

5) Finalmente, en unas 24/48 horas, el cliente recibe la locución y efectúa el pago, a través de paypal o transferencia bancaria.

En todo momento ha tenido contacto directo conmigo, lo cual aporta grandes ventajas de cara a que el servicio esté a la altura de sus espectativas y no se produzca el indeseado “teléfono roto”, cuando en la cadena de comunicación hay demasiados actores.

Si estás buscando un locutor profesional que te ayude a conectar tu marca/negocio con tu público objetivo, no dudes en contactarme: carlos@lavozdelcamaleon.com. Probablemente, podré adaptarme a tus necesidades, haciendo uso de mi versatilidad como locutor.

¡Uy! ¡No te lo he dicho! ¡Se me olvidaba una de los aspectos más importantes de mi perfil! Resulta que SOY LA VOZ DEL CAMALEÓN. Sí, sí!!!! ese reptil cuya piel se mimetiza con el entorno. ¿Quieres saber por qué? Simplemente, dedícame un minuto más de tu tiempo y visualiza este vídeo promocional, con tintes de humor https://youtu.be/FHGXhhKkeZ4

Te animo a que compartas y comentes este artículo así como los vídeos que aparecen en él. Me encantaría que te suscribieses a este blog. Y muchas gracias por leerme, de corazón.

 

El Locutor Profesional… ¿Nace o se hace?

Yo tenía tan sólo unos ocho años, cuando veía, junto a mi familia, a esos divertidísimos Cruz y Raya, el dúo cómico español integrado por José Mota y Juan Muñoz. Me fascinaba cómo ese señor tan delgado podía enfundarse en cualquier traje, por ridículo que fuese y convertirse en una caricatura andante y sobretodo parlante. Juan me gustaba, pero me entusiasmaba ver a José Mota como un camaleón del humor, que no conocía límites.

Fue a base de ver y disfrutar sus shows televisivos cuando empecé, quizás con mayor frecuencia, a hacer algo que sin saberlo me iniciaría en el “arte de locutar”: Imitar, jugando con la voz.

¿A quién imitaba, haciendo reír a mis padres? Al Señor Bartolo. ¡Sí, sí! Ese hombre encogido de hombros, en permanente tensión, de orientación sexual confusa, con boca de buldog desdentado y…¡Gafas de culo de vaso! (En mi tierra, Menorca, las llamarían “Ulleres de cul de bótil”. Esto último de cul de bótil a veces incluso se usa como insulto, igual que otras expresiones como “cap d’ase”, “tros de porc” o “cap de suro”).

(Haciendo click aquí podrás recordar al personaje Bartolo)

locutor niñoCon mis ocho años, apretaba fuerte la boca, imaginaba que mi cara se convertía en la del Señor Bartolo y, buscando la sonrisa complaciente de mis padres, decía cosas como “¡Buenas noches, Don Puente!. Ellos se reían y yo sentía que mi imitación había sido exitosa, lo que me animaba a seguir imitando, a ese personaje y a otros. En ese sentido, por tanto, creo poco a poco me estaba formando a mí mismo como locutor. ¿Por qué locutor? Porque estaba aprendiendo a controlar mi voz como el que manipula un trozo de plastilina y le da una determinada forma. Buscaba y probaba la voz y si no me salía volvía a probar, hasta que lograba el timbre deseado. Dicen que esa capacidad para imitar me viene de mi madre y creo que es verdad, de la buena.

Por tanto, ¿El locutor nace o se hace? Es muy pronto para responder. Te invito a que sigas leyendo. Y es que hubo otra circunstancia que me marcó profundamente. Además de imitar, desde niño pude “hacer radio”. Hace 27 años mi padre era el Director de la Cadena Ser en Menorca. El tenía 21 años y yo sólo tres y, según dicen, hablaba bastante. Así que comencé a participar en un breve y sencillo programa de radio junto a mi padre que se llamaba “Carlos y Carlitos”. Yo no recuerdo absolutamente nada de esto, pero mis padres cuentan que algunas señoras del barrio, al reconocerme, pellizcaban mis mejillas en los pasillos del supermercado de abajo, mientras sonreían. Creo que daba consejos a los niños explicando que se tenían que lavar los dientes y cosas por el estilo.

Pero centrémonos. La cuestión a la que quiero ir es hasta qué punto pudo marcarme una experiencia como esa en mi carrera hacia la locución profesional. ¿Es aceptable la idea de que con tres años comenzase a hacer locución en Radio? Honestamente, ¡no hay por dónde cogerlo!. Sin embargo, si tenemos presente que es durante los primeros años de vida, cuando se desarrolla el lenguaje y somos auténticas esponjas humanas, con una mastodóntica capacidad de aprendizaje, entonces es muy probable que, inmerso en la observación de mi padre y favorecido por la participación activa en la radio, comenzase a aprender locución. No puedo demostrarlo, pero estoy seguro de que hoy en día también soy locutor freelance gracias a ese programa radiofónico que transcurría en una estupenda alianza padre e hijo.

Además la cosa no acaba ahí, porque, como aquel que dice, crecí dentro de los estudios de Onda Cero Radio Menorca, tercera casa para mí, quedando por delante la mía y la de mis abuelos Caridad y David. Por cierto, una gente maravillosa de la que aún hoy puedo disfrutar, aunque no todo cuanto quisiera.

En la Radio pasé muchas horas. A veces me acercaba a la zona de los discos o vinilos y me tiraba decenas de minutos y minutos leyendo las portadas y apartando los duplicados por si mi padre o alguien podía regalármelos. Otras veces cogía una vieja máquina de escribir digital (en aquellos tiempos semejante a un moderno Ipad) y me ponía a redactar, practicando mecanografía. Pero más frecuentes eran mis visitas a la zona de los locutorios, donde podía ver esa luz roja que advertía de que en ese preciso instante, la radio estaba más viva que nunca. Me fascinaba ver la soltura de mi padre ante el micrófono. Estaba lleno de presencia, intención y melodía. No locutaba igual que hablaba. Me fijaba en que, cuando estaba a dos dedos del micrófono, proyectaba una voz muy especial, una voz que cautivaba y que sonaba espectacularmente bien. Si me hubiese hablado así para decirme que debía recoger mis cosas porque ya nos íbamos a casa hubiera sido muy extraño, pero en radio quedaba fenomenal. Fue para mí el primer y gran referente de lo que significa locutar. Y a día de hoy lo sigue siendo.

Años más tarde estudié la Licenciatura en Comunicación Audiovisual y, gracias a algunas prácticas, continué capacitándome como Locutor. Pude desarrollar publicidad creativa y jugar con la voz. Descubrí que mi voz era mucho más elástica y versátil de lo que imaginaba. Esa capacidad de imitación de algunos personajes continuó desarrollándose y con ello, otra vez sin darme cuenta, iba aprendiendo a locutar. ¿Sabes cuál es uno de los aspectos más emocionantes de la locución? Que se puede aprender durante toda la vida. En la medida en que la voz va cambiando y madurando se abren nuevos caminos e infinidad de posibilidades.

Mi padre es locutor y yo soy locutor. Ni él ni yo nacimos locutores, pero un día, cuando quisimos hacerlo nos dimos cuenta de que sabíamos. Sin embargo, también he conocido personas que, habiéndose formado para tal tarea, nunca llegan a locutar (Destaco esto desde la visión mas purista referente a la locución). Debo matizarlo: Lo que quiero expresar es que, a través del micro, ni su timbre, ni su entonación ni su dicción suenan a locución 100% profesional. Por lo tanto, basándome en esta observación, creo firmemente que no todo aquel que lo desea puede ser locutor, ni aún contando con la mejor formación. A día de hoy, estoy bastante convencido de que para ser locutor/voz en off, hace falta una chispa, quizás una predisposición genética, pero es necesario algo innato que lo convierta a uno en un candidato apto para entrar de cabeza en el “Mundo de la Voz”.

Entonces, ¿el locutor nace o se hace? Probablemente ni una cosa ni la otra, de forma exclusiva. Desde mi punto de vista, realmente creo que el Locutor Profesional es aquel que nace y también se hace. Se puede nacer con una capacidad natural para locutar pero son la formación, la experiencia y el esfuerzo los ingredientes que transforman una voz con potencial en una voz profesional y… ¿Por qué no? también camaleónica.